Las estudiantes dedican parte de su tiempo a ayudar a los demás

 

Como viene siendo tradición en el colegio Divina Pastora de León, un grupo de alumnas de primero de bachillerato acompañadas de dos profesoras, han dedicado parte de su tiempo de las vacaciones de verano a ayudar en la residencia Fundación Hogar Beceña González para personas de la tercera edad situada en Cangas de Onís, donde han podido vivir una nueva experiencia de forma voluntaria.

 

Durante su estancia, las voluntarias no sólo han sentido la satisfacción de poder aportar una gran ayuda y compañía a los residentes, sino que también han puesto en práctica algunos valores como la solidaridad, la empatía, la tolerancia y el respeto.

 

Pero no han sido sólo ellas las que han podido experimentar nuevos sentimientos, ya que gracias a las múltiples actividades y juegos como el bingo, bailes o concursos de refranes realizados día a día, han sido capaces de sacar una sonrisa y el lado más divertido de cada uno de ellos.

 

En palabras de las alumnas voluntarias de Pastorinas, esta oportunidad es un “gran privilegio” que van a recordar durante toda su vida y que les permitirá tener un nuevo punto de vista sobre la tercera edad.