Los alumnos realizaron utensilios y medicinas para sanar la violencia y el rencor

 

El día 30 de enero se celebra el Día Escolar de la Paz y la no violencia. El Colegio Divina Pastora adelantó esta celebración un día, aprovechando esta situación como una oportunidad para aprender valores y actitudes que mejoren la convivencia y la gestión emocional de toda la Comunidad Educativa.

 

Lorenzo Vidal, un poeta y pedagogo mallorquín instauró este día como Día Escolar de la no violencia en España en 1964, haciéndolo coincidir con la muerte de Mahatma Gandhi. Posteriormente, en 1993, la UNESCO reconoció este día como una de sus celebraciones más importantes en busca de una educación tolerante y solidaria.

 

El objetivo de la celebración de Pastorinas fue transformar las expresiones y palabras negativas en términos positivos para mejorar nuestra manera de relacionarnos con los demás. Los diferentes cursos construyeron un botiquín de la paz, formado por tiritas, depresores, estetoscopios, tijeras, vitaminas, termómetros y vacunas para que todos nos convirtamos en “Sanitarios de la paz” y curemos los corazones a base de amor y cariño, elementos más que necesarios en esta situación que vivimos.


El Colegio Divina Pastora fomenta entre sus alumnos las actitudes pacíficas para que crezcan seguros interiorizando los valores de tolerancia y convivencia, y de este modo impulsen la paz como el camino de la vida para que esta sea plena y feliz. Recordando a Mahatma Ganchi: “No hay camino para la paz, la paz es el camino”.