Los alumnos de Educación Infantil aprenden a descubrir y cuidar la naturaleza

 

Durante este curso y, enmarcado dentro de las metodologías activas, el colegio Divina Pastora de León ha apostado por la creación de este lugar dedicado a la experimentación y el desarrollo de la creatividad. Es un espacio repleto de estímulos al que los alumnos acuden en pequeños grupos, para sumergirse en un ambiente motivador, inspirado en cada estación del año.

 

Desde que se traspasa el umbral de este aula-atelier se puede acceder a cualquiera de sus ambientes de forma libre y aleatoria. La atelierista o maestra encargada hace en cada sesión, antes de entrar, una pequeña introducción que motiva a los alumnos a observar e investigar con más interés cada uno de los ambientes con los que se va a encontrar, ya que siempre hay algo nuevo que les motiva y sorprende.

 

En este momento, el atelier está inmerso en el invierno y todo el proyecto gira en torno a él: el bosque aparece nevado, y los alumnos pueden experimentar con hielo, copos de nieve, animales polares, elementos del bosque de esta época,… fomentando así el cuidado y conocimiento de la naturaleza y el aprendizaje por descubrimiento, tan propios de la propuesta educativa del centro.

 

Siguiendo la pedagogía de L. Malaguzzi, que fundó los primeros ateliers en las Escuelas de Reggio Emilia, el colegio Divina Pastora, incorpora esta manera de enseñar para seguir avanzando en el desarrollo de la Inteligencias Múltiples y la Estimulación Temprana en una etapa tan importante como es la Educación Infantil.